lunes, 19 de septiembre de 2016

Consejos para escribir una novela.




Muchos de nosotros, ávidos y voraces lectores que un día decidimos dar el paso y ponernos a escribir nuestra propia historia, nos encontramos con un mismo problema, ¿por dónde empezamos?
La respuesta parece sencilla pero, una vez con una pluma en la mano, o ante el word de nuestro ordenador, nos solemos quedar más en blanco que la propia pantalla, ¿verdad?

Muchas veces no basta con tener una idea, eso es muy importante, lo fundamental para empezar a escribir, pero si nuestra cabeza no tiene bien estructurada la historia en la que esa idea se desarrollará tendremos muchos problemas para terminar un primer capitulo, lo que nos llevará inevitablemente a la frustración y al abandono del proyecto.



Antes de empezar a escribir, nuestra idea debe tomar cuerpo en nuestra mente, esto es recrearla lo más fielmente posible a lo que después hagamos sobre el papel. Debemos tener dónde se desarrollará nuestra historia (mundo real, ficticio, otro planeta) y el nombre de ese lugar, si ya queremos añadir algo más sobre su forma de política, gobernantes, historia... Lo podemos hacer, siempre y cuando esos datos sean necesarios para comprender más nuestra historia, o simplemente para rellenar páginas según el tipo de complejidad que queramos darle a nuestra novela. Para eso último yo siempre pienso en el público que tendrá mi novela (si será una obra expresamente destinada a la lectura infantil-juvenil o una lectura destinada a todo tipo de lectores en general, o más adulto), por lo que en el primer caso suelo emitir esa información, y en el segundo recurro a ella con bastante asiduidad, pero siempre intentando no pasarme para no aburrir al lector.
Una vez tengamos preparado el escenario, tenemos que tener claro cuantos personajes principales formaran parte de la historia, y el papel, la personalidad y la apariencia de cada uno de ellos. Debemos pensar en todos y cada uno de los pasos que darán nuestros personajes y en qué momentos de nuestra historia aparecerán. Tampoco estaría mal darle un poquito de profundidad a los personajes (aunque la lectura este destinada a público juvenil o infantil), con algún tipo de recuerdo o un flashback, en el caso de que nuestra obra sea más compleja siempre opto por dedicar algún que otro capítulo al pasado de mis personajes para que el lector llegue a empatizar con ellos, aunque hacerlo de esta manera no es estrictamente necesario si a lo largo de la novela dejamos ver más la personalidad de cada uno (por su forma de hablar, de vestir, de ver el mundo...) Os digo esto porque, si desde un primer momento no sabemos que camino tomara cada uno de nuestros personajes, y los vamos incluyendo según nos parezca y a la misma vez que vayamos escribiendo nos dará un resultado nefasto, eso sin cortar el marrón tan enorme que supondría el tener que ir repasando toda la historia capítulo por capítulo si a última hora decidimos prescindir de alguno. Creedme, eso es de lo peor que nos puede pasar a la hora de escribir.

Concluyendo, en realidad los principales consejos para los que queréis empezar a escribir son tres:

1-Tener claro el mundo y la ambientación de vuestra historia.

2-Tener claro todos y cada uno de los personajes que aparecerán en ella y el papel que tendrá cada uno.

3-Tener perfectamente pensada la estructura de nuestra historia, recrearla perfectamente en nuestra mente antes de empezar a escribirla.

Otra cosa muy importante en una historia, y que en muchas ocasiones nos da muchos quebraderos de cabeza, son los nombres de los personajes. Tan importante es contar con unos personajes atrayentes como que estos tengan un nombre que ya nos diga mucho de ellos con tan solo escucharlos.
Los nombres de nuestros personajes tienen que estar cargados de personalidad, ser originales e ir al dedillo con el universo que hemos creado, pero no es nada fácil y yo soy la primera que suele tener problemas con este tema. Aunque mis más queridos personajes llevan nombres que yo misma he inventado (será por eso que son los personajes a los que más cariño tengo, ¡seguro!), suelo recurrir a bancos o generadores de nombres para solucionar este problema. Sé que no suena del todo bien, ¡pero es impresionante la cantidad de nombres interesantes que pueden salir de estas páginas!
Aquí os dejo dos páginas interesantes de la que podréis adquirir nombres variados, de hombre, de mujer, de anciano, de mago, de elfo, de monstruo, de orco... Los espejos de la rueda, y en este otro podréis incluso obtener nombres de planetas, de países, de ciudades, aldeas... Ambientadas en vuestra historia, nombraménombres de fantasía y mundos cúbicos.

En fin, ¡espero que mis dos consejos os hayan ayudado un poco y os sirvan de mucho! A mi desde luego si que me sirven, y creo que tardo más o menos la mitad de tiempo en escribir una historia comparado con lo que tardaba antes.

¡Desde aquí mucho ánimo para empezar a escribir! Se que al principio cuesta mucho trabajo, sobre todo si se trata de nuestra primera obra, pero el resultado bien merece la pena.

¡Un abrazote!


14 comentarios:

  1. Me han gustado los consejos, son bastante útiles :)
    Besoos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Espero que te sirvan de verdad! Saludos!

      Eliminar
  2. Me gustan los consejos, puede que use varios para mis escritos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho! Ya verás como teniendo las cosas claras a la hora de escribir ganas muuuucho tiempo! Besos!

      Eliminar
  3. Buenos consejos, Ana. Me ha gustado especialmente la parte en que hablas de los generadores de nombres y también en que los personajes a los que más cariño tienes son a los que tú misma has bautizado con un nombre inventado por ti misma. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, amiga!Que bueno que te sirvan los consejos! Encontrar un nombre adecuado para los personajes puede llevar incluso años! Pero una vez que des con la tecla te sentirás super bien. Todos los personajes que creamos tienen su propio nombre dentro de nuestra cabeza, solo hay que saber encontrarlo! Un besote!

      Eliminar
  4. Me fascina tu blog!! te voy a seguir ya! y de paso te aviso que te he Nominado al Liebster Award-Book Tag tendrás que pasarte por mi blog EntreLibrosyEbooks Blogspot ... para ver las preguntas ;)
    Seguiré leyéndote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Muchísimas gracias por la nominación, enseguida me paso! Un saludo!

      Eliminar
  5. Hola! Te he nominado al premio Best Blog Award.
    Te dejo mi entrada por si te animas http://conloslibrosenlamaleta.blogspot.com.es/2016/09/best-blog-award.html
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Cristina! Mil gracias por la nominación! Ahora mismo me paso! Un saludo!

      Eliminar
  6. Has hecho una exposición muy buena de aquello que, también a mi modo de ver, es esencial para enfrentarse a la escritura de una novela. Me parece muy interesante lo que cuentas sobre los nombres. Son esos detalles que, aunque pasen desapercibidos para quien lee, conllevan grandes quebraderos de cabeza para quien escribe. Hoy en día, con ayuda de internet, esta labor es mucho más fácil, pero al mismo tiempo, bastante complicado cuando quieres elegir uno entre tannnntos, je, je. Yo, muchas veces, busco un nombre que, en la etnia o cultura del personaje (si es histórico, por ejemplo) tenga como significado las características que yo quiero resaltar del personaje... Ves, algo que el lector ni siquiera llega a apreciar, pero bueno, a fin de cuentas, la obra literaria es una creación tuya, y ahí está la satisfacción (tú lo has expresado muy bien cuando dices que los nombres a los que más cariño tienes son los que tú misma has inventado)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Isidoro!
      Si que tienes razón cuando dices que esos detalles pasan a menudo muy desapercibidos para el lector, y eso te hace pensar que el tiempo que has dedicado a comerte la cabeza buscando el nombre adecuado no merezca la pena, pero... Hay ciertos tipos de lectores que indagan en los escritos, tanto que incluso buscan el significado de sus nombres, y al hacerlo aprenden mucho más sobre ellos, llegando a empatizar más profundamente. Y nada más que por esos detalles merece la pena dedicar el tiempo a un buen nombre.
      Yo también he hecho lo que tu dices! Buscar un nombre que en una cultura pasada haya tenido algún detalle relacionado con la vida o la naturaleza de nuestro personaje. Uno de los personajes a quien más cariño tengo, por no decir el que más, lleva un nombre celta que antiguamente significaba "cuervo", no le puede venir más perfecto!
      Un abrazo, amigo. Y muchas gracias de nuevo por tus amables palabras.

      Eliminar
  7. Acabo de encontrar tu blog y me encanta
    Muchos Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Marta!
      Me alegra mucho que te guste, espero que pases unos muy buenos ratitos por aquí! Besos!

      Eliminar