miércoles, 14 de febrero de 2018

El keidan y los relatos de fantasmas en Japón.




Aún recuerdo perfectamente el momento en el que entré por primera vez en el teatro kabuki, en Kioto. Era una noche de primavera, con brisa fresca, hermosa, y perfecta… Me acomodé en mi asiento correspondiente y miré a mí alrededor. Solo recuerdo dos cosas; que yo era la única occidental de todo el público, y que gracias a mi avance en el estudio del idioma nipón podía entender algunas frases y palabras sueltas de las conversaciones que nacían a mí alrededor. Mi corazón latía a mil por hora, estaba realmente emocionada de estar allí, ¡no me lo podía creer! La forma de vestir, de gesticular y de moverse del resto de espectadores era tan diferente a la mía que no podía dejar de observarlos y estudiarlos con total detenimiento. Pero no solo eso, la mezcla de sus perfumes y esencias no tardaron en llenar la sala de palcos, formando así una hermosísima combinación de la que todo me atraía.

miércoles, 7 de febrero de 2018

Sin huesos.


Este es quizá uno de los relatos más ambiciosos que he escrito, ya que en él intento más que nunca intentar transmitir al lector las sensaciones y manera de pensar de un vikingo, esos bárbaros nórdicos a los que el resto de Europa, por aquel tiempo, veía más semejantes con los animales que con los seres humanos. Siempre he pensado que ponerse en la piel de alguien tan diferente a lo que conocemos del resto del mundo no es tarea fácil, incluso llegaría a decir que imposible, pues por mucho que lo intentemos, seguramente nunca podríamos llegar a imaginar hasta donde llegaban estas mentes (en cualquier sentido) en su época.
Indagando en internet en busca de información interesante sobre estos fieros guerreros no pude evitar sentirme atraída por las leyendas que hablan sobre un hombre que, según se cuenta, fué el vikingo más estratega, ambicioso, a veces cruel, a veces benévolo... Más famoso de los que haya existido jamás. Os hablo de Ragnar Lodbrok, un rey legendario, cuyas tierras comprendían Suecia y Dinamarca en el siglo IX. Actualmente acaba de terminar de emitirse la 5ª temporada de una estupendísima serie (según mi punto de vista, claro), que habla precisamente de la vida de este rey. Sinceramente, se la recomiendo a todo aquel que le guste lahistoria, está super bien hambientada ¡y logra engancharte conn cada capítulo como pocas!


Rey Ragnar Lodbrok, serie "Vikingos".

Como iba diciendo, Ragnar era un gobernante pagano y bastante deboto a sus deidades. De acuerdo con muchas leyendas que hablan de él, pretendía ser reconocido entre los suyos como descendiente directo del dios Odín. Una de las cosas que más le gustaba hacer era atacar a las ciudades cristianas durante sus fiestas sagradas, ya que lo prefería así para causar una sorpresa mayor en los soldados que entonces solían estar en el templo. Pasó buena parte de su vida en expediciones vikingas, durante las cuales puso sus ojos en el Báltico, Francia e Inglaterra, arrasando ciudades y solíendo aceptar el pago de un rescate o tributo para dejar en paz a los pueblos atacados y abandonar sus tierras. Realmente, los vikingos debieron de encarnar algo parecido a lo que hoy podríamos llamar auténtico terror a los ojos de los invadidos. Una vez más, estos personajes me hacen querer desear poder mirar a traves de un agujerito, aunque solo fuera por unos segundos, cómo debieron de ser en realidad, cómo vivían y cómo sentían en aquella época.

Cervantes y la conspiración de los molinos de viento.



¡Hola a todos!

Hace poco llegó a mis manos un libro estupendo, aunque algo difícil de leer, un hermoso ejemplar de "Obras selectas" de Miguel de Cervantes. Un bonito regalo que no hace mucho me hizo mi abuela.


Por supueso, no tardé ni una semana en deborarlo, y en parte logró inspirarme. Este relato que os presento a continuación no ha resultado llegar a ser unos de los que tanto me gusta escribir, pero me pareció perfecto para hacer un pequeño homenaje a los días en que este genio "dió a luz" a su gran obra , además de ir acompañado de alguna que otra curiosidad de esas que tanto me gustan.
¡Que lo disfrutéis!

viernes, 5 de enero de 2018

Aokigahara yukai (segunda parte del relato de terror japonés).






Situado en una de las zonas base del Monte Fuji, concretamente entre las prefecturas de Yamanashi y Shizuoka, se encuentra el lugar que posee el dudoso mérito de ser el segundo lugar del planeta en el que más suicidios tienen lugar, solo superado por el puente Gonden Gate de San Francisco. Se trata de Aokigahara Yukai, también conocido como el bosque de los suicidios.

Maldito desde tiempos inmemoriales, pues ya en el periodo de Edo había poemas que aseguraban sus malas bibraciones, el bosque de Aokigahara ha sido la meca de muchos de aquellos que desean deshacerse de sus vidas. Su leyenda nace precisamente en el Japón feudal, durante el cual muchas familias atacadas por el hambre se vieron obligadas a abandonar a sus mayores, hijos, o personas enfermas a su cargo en ese mismo bosque, prácticamente los condenaban a muerte. Desde entonces, se dice que los espíritus de estos pobres desgraciados vagan entre sus árboles con hambre de venganza, buscando atraer a todo aquel que se atreviera a adentrarse en sus senderos, instándolos a compartir con ellos su triste eternidad.

lunes, 18 de diciembre de 2017

Historias extrañas de Japón, ¡ya a la venta en formato físico!



¡Hola a todos! ¡Me encanta estar tan de seguido por aquí, y más si tengo tan buenas noticias como la de hoy! Y es que mi libro "Historias extrañas de Japón I" ¡ya está a la venta en amazon.es en formato físico!
Los que ya conozcáis mi blog sabréis que soy una amante de todo lo que pueda venir y venga de Japón, sobre todo lo relacionado con su faceta sobrenatural. Por eso no me pude resistir a escribir un libro de relatos, cada uno de ellos dedicados a una criatura mitológica del país nipón. Os recuerdo esta entrada antigua que resumía un poquito mejor a algunos yokai que incluyo en dicho libro, Historias extrañas de Japón.
Y por supuesto, lo podréis obtener aquí, en amazon.es: Aquí.


domingo, 3 de diciembre de 2017

La batalla que marcó una época.


Hay muchos episodios en la historia que, al conocerlos, de alguna manera logran no dejarnos indiferentes. No me estoy refiriendo a grandes logros, inventos o, incluso, grandes obras del arte o la literatura, que también tienen su mérito, ¡por supuesto que sí! Sino a los momentos protagonizados por una clase de personas que, en lo personal, creo que solo se repiten una vez cada cientos de años.

Esta clase de personas siempre me parecen hechas de otra pasta o, al menos, de esa pasta original de la que en un principio todos estuvimos hechos. En varias ocasiones, ha sido saber de ellas lo que me ha hecho volver a creer en la humanidad, una humanidad que, para no engañarnos, cada vez esta más corrompida y aleada de lo que debe significar ser la especie dominante que tanto podría hacer por nuestro planeta y el resto de las criaturas que lo habitan.

Desde la valentía de Mariana Pineda en 1831, cuando fué acusada de coser una bandera que simbolizaba la lucha contra la monarquía, hasta el coraje y la decisión del pueblo de griego en la Segunda Guerra Médica, en la que Esparta y Atenas se unieron para detener su invasión de sus tierras.

Monumento a Leónidas, en el mismo emplazamiento en el que se desató la batalla de las Termópilas.


sábado, 2 de diciembre de 2017

Una menos...



¡Hola de nuevo!

Me hace mucha ilusión publicar esta entrada, ya que en ella publico un relato de los que me gusta escribir, algo macabro...
La novela negra siempre ha sido una de mis pasiones, algo que ya todos los que seguís este blog sabrán. Los psicokillers siempre llamaron mi atención de una manera especial, el crimen, la sangre... Y digamos esa maldad que de alguna manera se activa en nuestro cerebro para llegar a hacer tales atrocidades. Por eso no es de extrañar que una ciudad como Londres, la cual tuve la suerte de visitar de nuevo hace solo unas semanas, me inspirara para escribir una historia, no menos conspiratoria que histórica, sobre ese famoso asesino que disparó la venta de la novela negra, llevando así a grandes escritores como Conan Doyle, a una fama aún mayor a la que ya poseían.
Una de las rutas turísticas que más éxito tiene por las calles del Londres más antiguo, es la de Jack el destripador, un agradable recorrido guiado por todos aquellos lugares en los que vivieron y murieron las cinco victimas canónicas de este asesino. Este es un tour verdaderamente recomendable para todos aquellos de la novela negra y el terror, ya que además es un recorrido guiado, y siempre se pueden seguir aprendiendo datos interesantes sobre sobre la vida en aquella época, y plagado de encanto, ya que muchas de las calles y fachadas originales se mantienen hoy, lo cual te introduce totalmente en la historia.